Avisos
El voluntariado de San Vicente de Paúl,  conjuntamente con el Padre Capellan llevan a cabo su plan de pastoral en el Hospital Isidro Ayora cuyos ejes a trabajar son los del plan de pastoral dados por la Diócesis de Loja. Read more...
   |   
El voluntariado de San Vicente de Paúl, conjuntamente con el Padre Capellan llevan a cabo su plan de pastoral en el Hospital Isidro Ayora cuyos ejes a trabajar son los del plan de pastoral dados por la Diócesis de Loja. Read more...
   |   

Fue ordenado sacerdote con 25 años, nombrado Vicario general de Urgel, el puesto más importante después del obispo de la diócesis. Fue beatificado el 7 de agosto de 1748 y canonizado por Clemente XIII, el 16 de julio del 1767.

Siendo universitario tuvo que huir de la ciudad donde estudiaba porque una mujer joven pretendía hacerlo pecar. Imitaba así a José el de la Biblia, que prefirió perder cualquier amistad aunque fuera de persona de alta clase social, con tal de no ofender a Dios.
Su padre deseaba que José fuera el heredero administrador de sus muchos bienes y riquezas. Pero en una gravísima enfermedad, el joven le prometió a Dios que si le concedía la curación, se dedicaría únicamente a trabajar por la salvación de las almas. El joven  se curó de la enfermedad, y entonces el papá le permitió cumplir su promesa, y fue ordenado sacerdote.

Abrió la primera escuela pública gratuita en Europa, en noviembre de 1597. En poco tiempo, tenía mil niños  bajo su cuidado, alquilando una casa en San Andrea del Valle y comenzó la vida comunitaria con sus asistentes. A sus institutos educativos los llamo “Escuelas País” y los padres que acompañaban al padre Calasanz Escolapios.

El Papa Juan Pablo II afirmó que “San José de Calasanz tomó por modelo a Cristo e intentó transmitir a los jóvenes, además de la ciencia profana la sabiduría del Evangelio, enseñándoles a captar la acción amorosa de Dios.

IV Aniversario de Posesión Canónica de Mons. Alfredo José Espinoza Mateus. Sdb