Avisos
El voluntariado de San Vicente de Paúl,  conjuntamente con el Padre Capellan llevan a cabo su plan de pastoral en el Hospital Isidro Ayora cuyos ejes a trabajar son los del plan de pastoral dados por la Diócesis de Loja. Read more...
   |   
El voluntariado de San Vicente de Paúl, conjuntamente con el Padre Capellan llevan a cabo su plan de pastoral en el Hospital Isidro Ayora cuyos ejes a trabajar son los del plan de pastoral dados por la Diócesis de Loja. Read more...
   |   

En días anteriores, se realizó en la Casa de Formación Social Bethania, el Curso de Formación Pastoral “Para ser confesores buenos y competentes, todo lo que hay que saber sobre fuero interno”, organizado por la Comisión Episcopal de Ministerios y Vida Consagrada de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana.

El Curso, que contó con la participación de más de 150 sacerdotes a nivel nacional, estuvo dirigido Mons. Krzysztof Nykiel, Regente de la Penitenciaría Apostólica de la Santa Sede; quien en sus intervenciones destacó el pedido del Papa Francisco a los sacerdotes de tener presente a la confesión como el centro de sus acciones pastorales, y sobre todo de tener momentos de preparación en aspectos teológicos, canónicos y pastorales del sacramento de la penitencia.

El Regente de la Penitenciaría Apostólica manifestó que este encuentro de formación ha tenido como propósito estudiar el sacramento de la penitencia como un apostolado de la Misericordia. Aseguró que “los sacerdotes son instrumentos, apóstoles y testimonios de la misericordia”, y por ello deben conocer todos los aspectos que encierra una confesión: sus tipos y categorías penitentes, las censuras, las irregularidades, los impedimentos en el ministerio de la misericordia reservadas a la Santa Sede, los casos concretos de carácter moral o canónico, entre otros.

Por su parte, Mons. Eduardo Castillo, Administrador Apostólico de Portoviejo, Presidente de la Comisión Episcopal de Ministerios y Vida Consagrada, destaca que los Sacramentos son un regalo de Dios y que los confesores actúan In persona Christi ("en la persona de Cristo"), por lo que el Sacramento de la Penitencia refiere al perdón de las culpas y al consejo que lleva a la verdad, no tanto para calmar las conciencias de los fieles, sino para que encuentren la misericordia de Dios ante sus faltas.

Así también destacó que la formación tanto de los sacerdotes como confesores, y de los fieles como penitentes, es de suma importancia para no caer en la tentación de realizar el Sacramento de forma superficial. 

 

CEE

 

RADIO