Avisos
El voluntariado de San Vicente de Paúl, conjuntamente con el Padre Capellan llevan a cabo su plan de pastoral en el Hospital Isidro Ayora cuyos ejes a trabajar son los del plan de pastoral dados por la Diócesis de Loja. Read more...
   |   

El capellán del Hospital del IESS, padre Julio Bravo, explicó que en este tiempo de Cuaresma, la comunidad católica, desde el miércoles de ceniza,  se viene preparando para vivir en plenitud este periodo previo a la resurrección del Hijo de Dios.

En una entrevista con la Voz del Santuario, el padre Julio recordó que unos de los principales requisitos para vivir bien la Cuaresma, “es acercarnos al sacramento de la confesión, desde ahí podemos practicar las obras de caridad”.

 “Debemos manifestar nuestra cercanía a todas aquellas personas que de alguna u otra manera están enfermas. Visitar a los enfermitos es acompañarlos, escucharlos porque cada uno de ellos tienen diferentes realidades” señaló.

 Los católicos tenemos como modelo al mismo Jesucristo, que a lo largo de su vida pública mostró una especial predilección hacia quienes sufren. Ciegos, cojos, paralíticos, leprosos… a todos los recibe y los cura. Todos contemplan en Él, el rostro amable de un Dios, que al hacerse hombre, nos comprende mejor y se compadece de nuestras debilidades físicas.

 El sacerdote indicó que son 8 personas voluntarias que llegan a brindar ese calor humano que necesitan “los enfermitos”, sin embargo es necesario que las personas puedan acogerse a este compromiso.  El dolor ajeno nos hace más humanos, más sensibles y nos enseña a valorar el precioso don de la salud y de la vida que Dios cada día nos regala.

 

RADIO