Avisos
El voluntariado de San Vicente de Paúl, conjuntamente con el Padre Capellan llevan a cabo su plan de pastoral en el Hospital Isidro Ayora cuyos ejes a trabajar son los del plan de pastoral dados por la Diócesis de Loja. Read more...
   |   

Al concluir algunas actividades pendientes, el Obispo de Loja se despidió esta tarde de la querida “Tierra Lojana” con un emotivo adiós y un compromiso con los lojanos: de volver en agosto para la peregrinación de la Virgen de El Cisne. “Me despido de Loja dejando aquí lo más querido que es la Virgen de El Cisne, pero que debo desprenderme para iniciar este nuevo camino. Gracias por todo lo que he recibido en Loja y los llevo en mi corazón”.

“Queda atrás un pueblo, una tarea, una semilla que se ha sembrado con ilusión y esperanza, queda atrás una fe que se ha visto crecer, que se ha compartido, he caminado con mi pueblo de Loja, como lo prometí un 10 de enero del 2014, aquí mismo en el aeropuerto, he caminado delante, en medio y atrás como nos pide el Papa Francisco a los Obispos de saber acompañar al pueblo”, señaló.

Tras agradecer la acogida de las autoridades civiles y religiosas, en especial  de los jóvenes que se hicieron presentes en el aeropuerto “Ciudad de Catamayo”, para participar del acto de despedida organizado por la alcaldía, el Obispo bendijo a Loja y dijo que “no es fácil partir”, porque siente nostalgia de todo lo que se ha logrado realizar en lalabor social y las amistades que con los años se han consolidado.

“Simplemente les digo oren por mí, voy a emprender una nueva misión, que no sé lo que me espera, pero voy confiando plenamente en Dios”, indicó.

Después de la celebración, el Obispo se dirigió a la sala de espera del aeropuerto para despedirse en privado de sus sacerdotes. A las 17:00 tenía previsto su viaje a Quito.

 

RADIO