Avisos
El voluntariado de San Vicente de Paúl, conjuntamente con el Padre Capellan llevan a cabo su plan de pastoral en el Hospital Isidro Ayora cuyos ejes a trabajar son los del plan de pastoral dados por la Diócesis de Loja. Read more...
   |   

El sábado 06 de julio, en la parroquia eclesiástica de San Jacinto de Alamor, tuvo lugar la celebración de la primera Eucaristía, presidida por el recién ordenado sacerdote para la Congregación de los Misioneros Oblatos de los Sagrados Corazones de Jesús y María, el padre Julio Cesar Córdova Oviedo.

 

Un momento alegre y festivo en el que Julio César, rodeado de su familia y amigos, pudo compartir su sentir, tras haber tomado la decisión de seguir a Jesús, a través de esta comunidad, que inspirada en el espíritu de las Bienaventuranzas, en el seno de la Iglesia, desarrollan una actitud de permanente disponibilidad interior y exterior, manifestada en la capacidad de amar, de absoluta confianza y trato filial con Dios en el misterio del Corazón Eucarístico de Jesús, teniendo a la Virgen María, en su Corazón Inmaculado, como modelo acabado de entrega y de servicio a Dios.

 

“Es una alegría inmensa el poder compartir con mi gente, y a todos los chicos que sienten esa inquietud vocacional, les digo que vale la pena jugarse la vida por Cristo, porque al decidirse por Él, no es que nos quita algo, sino todo lo contrario, nos lo da todo. Dios me ha llamado a seguirlo, a servirlo y aquí estoy, respondiendo con alegría y con prontitud a este ministerio tan hermoso como es el sacerdocio”, señaló.

 

La alegría se prolongó con un encuentro fraterno,  en el que estuvo presente el padre Ernesto León Díaz, Superior General de la Comunidad de padres oblatos fundada  por el  Padre Julio María Matovelle, el 6 de octubre de 1884 en la ciudad de Cuenca.

 

“Veo la alegría de la gente y su acogida cariñosa, les agradecemos muchísimo por habernos dado un hijo de ustedes para la congregación de padre oblatos, la primera congregación masculina fundada en Ecuador. Le pido a Dios que los bendiga abundantemente a todos y que ojalá, salga de esta tierra lojana muchas vocaciones para la Iglesia Universal”.

 

Con la colaboración del padre Arturo Agila

RADIO