Avisos
El voluntariado de San Vicente de Paúl, conjuntamente con el Padre Capellan llevan a cabo su plan de pastoral en el Hospital Isidro Ayora cuyos ejes a trabajar son los del plan de pastoral dados por la Diócesis de Loja. Read more...
   |   

Desde el momento en el que la Diócesis de Loja, no cuenta con un Obispo titular,  la Nunciatura Apostólica del Ecuador, comenzó con el respectivo procedimiento para el nombramiento del futuro décimo segundo Obispo de la ciudad mariana.

Por ello, Mons. Andrés Carrascosa Coso, Nuncio Apostólico del Ecuador, vino a Loja para presidir distintos conversatorios, con la finalidad de dar a conocer el proceso de elección de un Obispo. Ayer por la noche,  tuvo un encuentro con varios grupos de la comunidad eclesial; Laicos, grupos de vida consagrada y hoy con los medios de comunicación y los sacerdotes.

Monseñor recalcó la importancia de estos espacios, porque así se evitan comentarios inadecuados, “yo vine a explicar cómo se hace en la Iglesia Católica, el proceso que lleva a preparar las cosas para que el  Papa, esté en disposición de conocer toda la realidad y nombrar al nuevo obispo, porque cuando no se ofrece este tipo de información, lo que crece es el chisme y creo que el mejor antídoto es la información”.

Explicó que cuando en la iglesia hay una sede vacante, se hace una consulta de manera reservada, basándose en tres parámetros fundamentales, sobre cómo está la diócesis, que perfil de Obispo necesita esa diócesis, y se pide tres nombres que respondan a ese perfil. “La elección no es un proceso democrático sino un discernimiento eclesial. La elaboración de una terna, no se la realiza por simpatías o amistades” mencionó.

Para que una terna sea elegida, se requiere de un amplio proceso, en el cual, como primera instancia participan obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos. Los cuales, mediante una consulta, proponen nombres.

Luego, el representante del Papa se encarga de hacer un análisis profundo de las consultas y a través de esto, sintetizar todas las respuestas.  Con ello,  el Nuncio cumple con su derecho y deber, de elaborar una terna que será enviada a la Santa Sede en los próximos meses.

Tras esto, el Nuncio enviará su opinión en una carta, las consultas originales, el resumen de las consultas y finalmente su propuesta a Roma. Una vez receptado todo esto, la consulta se debatirá ante 25 cardenales, donde uno a uno da una opinión, respuesta o aprobación a la terna elaborada por la nunciatura.

Finalmente, todo lo expuesto en el debate con los cardenales, se graba y se transcribe para enviárselo al Papa. Con esto, el Papa Francisco nombrará al nuevo Obispo

Mons. Andrés Carrascosa dijo que “estamos en medio del proceso, y espero que a finales de año Loja ya cuente con el nuevo Obispo, mientras tanto el Administrador Apostólico, tiene todas las facultades que tiene un Obispo diocesano, porque administra la diócesis en nombre del Papa Francisco” enfatizó.

RADIO