Avisos
El voluntariado de San Vicente de Paúl, conjuntamente con el Padre Capellan llevan a cabo su plan de pastoral en el Hospital Isidro Ayora cuyos ejes a trabajar son los del plan de pastoral dados por la Diócesis de Loja. Read more...
   |   

Durante esta semana los templos de las 22 parroquias de Loja, iniciaron con la desinfección de sus instalaciones, requisito indispensable para continuar con su reapertura paulatina.


La esterilización, está contemplada dentro, del ya aprobado Protocolo de Prevención del Covid-19 para la Diócesis de Loja, cuyo documento fue elaborado por la Comisión de Liturgia y Catequética. Estas disposiciones están tomadas en coordinación con las decisiones del COE nacional, provincial, cantonales y parroquiales, tomando en consideración las normas de higiene y las reglas de distanciamiento.
“Estamos trabajando con la señalética necesaria y con todo el protocolo para estar listos para la reapertura del templo que será progresivo, dependerá mucho de cada uno de los fieles el mantener la distancia, llevar su mascarilla… en fin todos debemos tener responsabilidad para poder ingresar al templo”, señaló el padre Willan Arteaga, párroco de El Sagrario.
El sacerdote, dijo que es preciso cumplir con las normas de bioseguridad para poder pasar a una segunda fase en el que ya se participe de las Eucaristías en el interior de la Catedral. De igual manera indicó que gracias a la colaboración del Concejal Pablo Burneo, empresa privada y equipo de voluntarios, se está cumpliendo con el saneamiento por las distintas parroquias de la ciudad.
El Protocolo de Prevención aconseja máxima prudencia en su aplicación que cada parroquia habrá́ de concretar, teniendo en cuenta lo que la autoridad sanitaria disponga en cada momento.
Entre las medidas a tomarse en cuenta, esta lo que se refiere a los horarios de apertura de los templos que estarán ligados a los horarios de toque de queda. Para regular la cantidad de fieles y evitar aglomeraciones habrá personas que vigilen, para que en cuanto se llegue al máximo de aforo no se permita el ingreso de más personas. Los fieles deben llevar mascarilla de forma obligatoria, y manteniendo la distancia de 1.5 metros entre las personas, tanto hacia los costados como hacia atrás y hacia adelante. En la entrada del templo deberá haber alcohol antiséptico para que quien entra y sale se desinfecte las manos. En los templos donde suele haber mayor afluencia de gente se multiplicarán la cantidad de celebraciones de la Eucaristía, de manera que los fieles se distribuyan entre el sábado y el domingo en diversos horarios. Para las personas de la tercera edad y más vulnerables, se ha considerado, se siga trasmitiendo por la radio, TV y redes sociales. Y si tienen síntomas del Covid-19 no asistir por ningún motivo a las celebraciones litúrgicas.

RADIO