Avisos
El voluntariado de San Vicente de Paúl,  conjuntamente con el Padre Capellan llevan a cabo su plan de pastoral en el Hospital Isidro Ayora cuyos ejes a trabajar son los del plan de pastoral dados por la Diócesis de Loja. Read more...
   |   
El voluntariado de San Vicente de Paúl, conjuntamente con el Padre Capellan llevan a cabo su plan de pastoral en el Hospital Isidro Ayora cuyos ejes a trabajar son los del plan de pastoral dados por la Diócesis de Loja. Read more...
   |   

Historia de Obispos de Loja

La Red Nacional de Pastoral Ecológica es el resultado del trabajo que ha llevado durante años Cáritas Ecuador y distintas organizaciones civiles en el cuidado del medio ambiente en los distintos territorios del país. La idea de la Red surge hace poco más de un año, junto con la necesidad de encontrar soluciones conjuntas a los distintos problemas medioambientales del país.

Así lo menciona el padre Enry Armijos, director de Cáritas Loja y coordinador de la Red Nacional de Pastoral Ecológica. Destaca, también, la responsabilidad humana, y especialmente la de los creyentes católicos, en el cuidado de la Casa Común. Añade además, que la gente en su búsqueda de desarrollo se centra solo en su bienestar económico —aunque con justo derecho— olvidando o ignorando que el desarrollo debe comprender muchos más aspectos y responder a muchas más necesidades que solo la económica. Pone como ejemplo la actual situación agrícola del país, en donde se prioriza la producción masiva y rápida sobre una alimentación sana y respetuosa de la tierra.

Situaciones similares rodean al país. La provincia de Zamora, por ejemplo, atraviesa problemáticas relacionadas a la minería ilegal y la de gran escala, esta última provocó el desalojo de una comunidad entera: Tundayme, esto ya hace más de dos años. Las grandes ciudades del país no están exentas de estos problemas, en Quito y Guayaquil se registran grandes emisiones de CO2 producto de los medios de transporte y de la existencia de industrias. Diario El Comercio informaba en el año 2014, que solo en Quito se emiten anualmente 5.1 millones de toneladas de CO2.

El foro

El trabajo de la Iglesia en la conservación del medio ambiente no es nuevo. Es incluso anterior al lanzamiento de la carta Encíclica “Laudato Si” del papa Francisco, hace poco más de tres años. Para el padre Armijos, la preocupación de la Iglesia sobre el cuidado de la naturaleza se puede remontar al siglo XII, siglo en el que vivió San Francisco de Asís, en quien se inspira la “Encíclica Verde”.

La Red Nacional de Pastoral Ecológica quiere convertir esta preocupación por el medio ambiente en un trabajo conjunto, en las distintas Diócesis del país, con objetivos específicos.

El foro: “La Red Nacional de Pastoral Ecológica frente a las Problemáticas socio ambientales” es una propuesta de la Red con el fin de dar a conocer, en distintos espacios y a distintos públicos, la afectación medioambiental y social, consecuencias del estilo de vida actual de las sociedades. También fue un espacio en el que los asistentes pudieron compartir y aprender sobre las experiencias y el trabajo de distintas Diócesis en el cuidado de la Casa Común.

 

Realizado en Cuenca (parroquia Monay, Casa Hermano Miguel), el evento contó con la participación de ciento cincuenta asistentes. Leonila Arévalo es una de las participantes, llegó desde Tundayme (Zamora), ella comenta que en el foro pudo conocer como en otros lugares del país también hay problemas con la minería. Considera que los asistentes son pocos y que estos espacios deben llegar a más públicos, como estudiantes, porque hay muchas personas en el país que no conocen estos problemas.

Juan Pilco, representante de Cáritas Riobamba, menciona que el foro es importante porque es un espacio para compartir y articular, con otras redes, procesos de agro-ecología, que es el tema con el que trabaja. Para él, todos debemos cuidar la Casa Común porque todos somos parte de ella. Para Juan, hablar sobre ecología es una prioridad.

El foro fue presidido por mons. Marco Pérez, obispo de Cuenca, quien dió el saludo de bienvenida a todos los participantes. Al evento también asistió Mons. Rafael Cob, obispo de Puyo y actual delegado al Consejo Pre-sinodal Sobre Amazonía.

Quien también presidió el foro fue mons. Julio Parrilla, obispo de Riobamba y presidente de Cáritas Ecuador. En su ponencia recordó a los participantes que la salud de la Tierra y la salud del hombre van de la mano.

Puede escuchar su participación completa aquí.

El foro se cerró con la lectura del comunicado final, en dónde se mencionaron los retos y objetivos de la Red Nacional de Pastoral Ecológica.

Cáritas Ecuador