Avisos
El voluntariado de San Vicente de Paúl,  conjuntamente con el Padre Capellan llevan a cabo su plan de pastoral en el Hospital Isidro Ayora cuyos ejes a trabajar son los del plan de pastoral dados por la Diócesis de Loja. Read more...
   |   
El voluntariado de San Vicente de Paúl, conjuntamente con el Padre Capellan llevan a cabo su plan de pastoral en el Hospital Isidro Ayora cuyos ejes a trabajar son los del plan de pastoral dados por la Diócesis de Loja. Read more...
   |   

Historia de Obispos de Loja

Monseñor Alfredo José Espinoza Mateus sdb.,  estuvo en Estados Unidos entre los últimos días de septiembre y primeros días de octubre, para acompañar a los migrantes ecuatorianos en las actividades programadas en honor a la Virgen de El Cisne. El Obispo reveló esta mañana en la Voz del Santuario qué impresión le dejó su visita al Estado Americano.

“Me fue estupendamente bien, quiero resaltar la gran misión que se realiza con la imagen peregrina de la Virgen de El Cisne que en este año se encuentra visitando 27 parroquias, custodiada por los sacerdotes Gilbert Jiménez y Jaime Chamba que viajaron el 10 de septiembre”, añadió que es un  trabajo duro porque este año se han sumado Filadelfia y Massachusetts.

El Obispo, también  expresó su alegría por haber vivido esta experiencia, habló de algunos detalles cuando se concentraron en la Quinta Avenida, una de las calles comerciales más importantes de Nueva York, para luego recorrer aproximadamente 10 cuadras hasta llegar a la catedral de San Patricio “fuimos por la vereda que es por donde se autorizó la procesión pero hubo un momento donde tuvimos que cruzar, ahí fue donde la policía detuvo el tráfico, entonces mi pensamiento fue la “Virgen de El Cisne para la Quinta Avenida” y cuando pasamos  por frente a la joyería Cartier pensé  “aquí va la joya más preciosa de Loja, de Ecuador lo que no se vende en esta joyería”, fueron pensamientos que se me vinieron a la mente pero son llenos de gratitud y de fe ”.

Además, Monseñor volvió a referirse sobre el amor de los migrantes por  la “Churonita”, lo pudo constatar con cada detalle, mencionó que la entrada de la imagen a la Catedral fue admirable, hubo aproximadamente 200 floreras que llegaban vestidas con sus polleras del Azuay y Cañar presididas por las banderas de Estados Unidos, Ecuador y Vaticano.

En el momento de la homilía, desde el púlpito, el Obispo emocionado  pudo dirigirse a las más de 3 mil personas que habían llegado a participar de la Eucaristía “es la primera vez que doy una homilía en el pulpito…cuan subí allí y vi la catedral totalmente llena, el corazón me brincaba de alegría el ver esas miles de personas  que la Virgen había convocado, y donde ella esta nos llama y nos invita a la conversión”.

Agregó que otro recuerdo que le dejo este viaje es “una experiencia de fe…yo sí creo sinceramente que  la Virgen brinda ese consuelo,  alivio, fortaleza a todos nuestros hermanos ecuatorianos que han tenido que emigrar. Solamente basta conversar con ellos para saber los sufrimientos que han pasado o están pasando…emigrar es dejar la tierra, la familia emprender nuevos horizontes no exentos de problemas…entonces yo sí creo que la Virgen es un consuelo muy fuerte”.

Finalmente, el Obispo dijo que la Virgen María es una Madre que siempre mira con amor, siempre escucha, comprende y pide un cambio.

RADIO