𝐙𝐨𝐧𝐚 𝐜𝐞𝐧𝐭𝐫𝐨 𝐋𝐨𝐣𝐚, 𝐩𝐚𝐫𝐭𝐢𝐜𝐢𝐩𝐚 𝐝𝐞 𝐟𝐨𝐫𝐦𝐚𝐜𝐢ó𝐧 𝐩𝐞𝐫𝐦𝐚𝐧𝐞𝐧𝐭𝐞 𝐝𝐞 𝐜𝐚𝐭𝐞𝐪𝐮𝐢𝐬𝐭𝐚𝐬

“𝟒𝟎 𝐃í𝐚𝐬 𝐩𝐨𝐫 𝐥𝐚 𝐕𝐢𝐝𝐚”, 𝐩𝐨𝐫𝐪𝐮𝐞 𝐥𝐚 𝐨𝐫𝐚𝐜𝐢ó𝐧 𝐩𝐮𝐞𝐝𝐞 𝐬𝐚𝐥𝐯𝐚𝐫 𝐯𝐢𝐝𝐚𝐬

Desde el 22 de septiembre hasta el 31 de octubre, Loja se une a la campaña internacional 40 Días por la Vida, que promueve la defensa de los derechos de los niños por nacer a través de jornadas de oración y vigilias pacíficas.

𝐎𝐫𝐚𝐜𝐢ó𝐧 𝐲 𝐩𝐞𝐫𝐬𝐞𝐯𝐞𝐫𝐚𝐧𝐜𝐢𝐚, 𝐚𝐜𝐭𝐢𝐭𝐮𝐝𝐞𝐬 𝐪𝐮𝐞 𝐮𝐧𝐞𝐧 𝐚 𝐝𝐨𝐬 𝐠𝐞𝐧𝐞𝐫𝐚𝐜𝐢𝐨𝐧𝐞𝐬 𝐝𝐞 𝐬𝐚𝐜𝐞𝐫𝐝𝐨𝐭𝐞𝐬

𝐎𝐫𝐚𝐜𝐢ó𝐧 𝐲 𝐩𝐞𝐫𝐬𝐞𝐯𝐞𝐫𝐚𝐧𝐜𝐢𝐚, 𝐚𝐜𝐭𝐢𝐭𝐮𝐝𝐞𝐬 𝐪𝐮𝐞 𝐮𝐧𝐞𝐧 𝐚 𝐝𝐨𝐬 𝐠𝐞𝐧𝐞𝐫𝐚𝐜𝐢𝐨𝐧𝐞𝐬 𝐝𝐞 𝐬𝐚𝐜𝐞𝐫𝐝𝐨𝐭𝐞𝐬 Los sacerdotes deben estar al servicio de su comunidad religiosa y llevan a cabo tareas como estar al frente de la comunidad y dirigirla, preparar y dar sermones, oficiar...

𝐂𝐥𝐞𝐫𝐨 𝐥𝐨𝐣𝐚𝐧𝐨 𝐜𝐞𝐥𝐞𝐛𝐫𝐚𝐫á 𝐟𝐢𝐞𝐬𝐭𝐚𝐬 𝐞𝐧 𝐡𝐨𝐧𝐨𝐫 𝐚 𝐥𝐚 𝐕𝐢𝐫𝐠𝐞𝐧 𝐝𝐞 𝐄𝐥 𝐂𝐢𝐬𝐧𝐞

Como parte de los festejos en Honor a la Virgen de El Cisne, el clero lojano, realizará un programa especial que consiste en llevar a cabo un triduo solemne en honor a la “Churonita”. Esto será luego de la celebración este 08 de septiembre de la...
 

“El principito” novela corta y la obra más famosa del escritor y aviador francés Antoine de Saint-Exupéry (1900-1944), fue tomado como patrón para iniciar el tema “Amor fecundo en el matrimonio”, en el segundo día de la Asamblea de formación diocesana, esta vez la Mgs. Miury Placencia Tapia especialista en Ciencias de la familia, bioética, humanismo y espiritualidad, expuso la diferencia entre amar y querer.

“Amar es la confianza plena de que pase lo que pase siempre estaremos ahí, por eso el amor fecundo llega a ser el símbolo de las realidades íntimas de Dios”. (Amoris Laetitia 11) Para que un matrimonio produzca fruto abundante, requiere la capacidad de renunciar a todas aquellas cosas que le impiden crecer y robustecerse, es vital que los conyugues aprendan a confiar en Dios, que prefigura el matrimonio como la imagen de la Trinidad, solo en la estrecha unión encontrarán fortaleza y particularmente en la prueba es donde experimentarán esa indisolubilidad de aquel “sí” proclamado en el altar”, señaló.

La también escritora manifestó que el reto de la familia de hoy es perseverar, pese a toda oscuridad que se avecine, aun cuando la noche está muy oscura el amor que ya asentado sus raíces, permite que crezca como un árbol y cobije a cada miembro de la familia. “Dios que es amor, ha creado al hombre y a la mujer a su imagen y semejanza, es decir, personas convocadas al amor que sueñan y construyen desde nuestra naturaleza de ser humanos, debemos ser siempre llamados a unirnos porque no somos entes solitarios” agregó.

Antes de concluir exhortó a todos aplicar la frese de San Agustín “Cuando menos me lo merezca, ámame más porque es cuando más lo necesito”. Eso es el amor, es tener paciencia y superar juntos las adversidades.

En la segunda parte del foro la doctora Zoila Isabel Loyola expuso “Sexualidad como lenguaje total” aclaró que el hombre tiene que vivir su sexualidad como algo propio de su ser personal, espíritu encarnado. Por mucho tiempo la sexualidad fue reprimida y considerada como mala; ahora, como una reacción surge desenfrenada y todo lo inunda: tesis y antítesis. La síntesis correcta es integrar la sexualidad en la personalidad total, porque en realidad, lo sexual pertenece a la esencia del hombre, es corporal y espiritual al mismo tiempo.

Finalmente, podríamos decir que el sentido verdadero de la sexualidad, su significación humana y profunda, es el encuentro personal, es el amor. Cuando se pierde esta dimensión, la sexualidad se reduce a instinto animal y las personas mediatizadas, se convierten en puros instrumentos de placer.