Avisos
El voluntariado de San Vicente de Paúl,  conjuntamente con el Padre Capellan llevan a cabo su plan de pastoral en el Hospital Isidro Ayora cuyos ejes a trabajar son los del plan de pastoral dados por la Diócesis de Loja. Read more...
   |   
El voluntariado de San Vicente de Paúl, conjuntamente con el Padre Capellan llevan a cabo su plan de pastoral en el Hospital Isidro Ayora cuyos ejes a trabajar son los del plan de pastoral dados por la Diócesis de Loja. Read more...
   |   

“Llegar a Panamá fue como sentirse en casa”, fue la primera expresión del padre Carlos Ortiz director de la Pastoral Juvenil, al llegar a su despacho hoy en la mañana. Él fue el encargado del grupo de 20 jóvenes que fueron a participar de la Jornada Mundial.

Desde su llegada al país caribeño, los jóvenes presenciaron  total organización, la Iglesia Católica de Panamá, había visto hasta el último detalle de la logística y todo lo que tenía que ver con este  encuentro,  “fuimos muy bien recibidos,  en el aeropuerto estuvieron con carteles dándonos la bienvenida y al llegar a la parroquia designada en nuestro caso  "Nuestra Señora de los Ángeles",  el ambiente se tornó festivo en su gran acogida con música ecuatoriana” sostuvo el padre Carlos.

Parte del alojamiento que se les dio a los peregrinos de diferentes partes del mundo, fue la seguridad, el gobierno había dispuesto que se impida cualquier tipo de robo o asalto a los visitantes, quienes cometían este delito eran condenados a 18 años de cárcel.

La experiencia más memorable para el padre Carlos, fue el que estuviera junto con su grupo cerca del Papa Francisco, “ver al Papa en vivo es distinto que mirarlo en fotografía, pudimos ver que es una persona radiante, con gran sabiduría y vitalidad que transmite a todos”.

Estos detalles marcaron a los jóvenes, que para muchos de ellos fue su primera experiencia. José Landacay, quien  también formó parte de la delegación y a quien le tocó compartir con una familia de combinada descendencia, contó que  el ambiente fue fraterno, muy cálido y acogedor. Ya en los distintos momentos de la jornada pudo destacar algunos aspectos que no podrá olvidar y que compartirá con su comunidad, “pude ver miles de jóvenes que hablaban un mismo idioma, la fe, que hacía que no importara el intenso sol o caminar varios kilómetros”, señaló.

Por su parte Anthony Villa del grupo Semillas de Paz de la parroquia San Francisco, mencionó que el Papa fue muy claro en sus mensajes, referente a que los jóvenes deben ser constructores de puentes y no de muros o división, “fuimos a esta jornada para ser ese puente con las personas que no pudieron asistir, y traer el mensaje, poderlo compartir y mantener esa chispa, energía y espíritu vivo para que el resto de jóvenes se contagie”.

 

RADIO