Avisos
El voluntariado de San Vicente de Paúl, conjuntamente con el Padre Capellan llevan a cabo su plan de pastoral en el Hospital Isidro Ayora cuyos ejes a trabajar son los del plan de pastoral dados por la Diócesis de Loja. Read more...
   |   

En la Misa Crismal celebrada este jueves 11 de abril en la Catedral, Mons. Alfredo José Espinoza Mateus, sdb.,  pidió al clero lojano que sean verdaderos sacerdotes del Señor y que permanezcan en su amor.

Monseñor destacó la importancia de la misión pastoral y sacerdotal, que aceptaron cuando fueron ordenados y en la que están llamados cada sacerdote a cumplir, por ser verdaderos consagrados de Dios. “Somos sacerdotes ungidos por el Señor, para llevar a los pobres la buena nueva, para anunciar la liberación a los cautivos y la curación a los ciegos, para dar libertad a los oprimidos y proclamar el año de gracia del Señor. Hoy más que nunca, cuando la Iglesia se ve navegando por mares tormentosos,  se nos pide a nosotros ser auténticos sacerdotes del Señor, no solamente ser llamados, sino vivir cada día en cada momento, siempre y en todas partes como sacerdotes de Jesucristo y eso lo logramos permaneciendo en su amor”, afirmó el Obispo.

En su última Misa Crismal en Loja, Monseñor se refirió a la renovación de este  compromiso adquirido con Dios, especialmente por quienes están cumpliendo las bodas de plata sacerdotales, destacó que aunque sea difícil el camino, no deben dar paso al desaliento, “estamos aquí porque hemos respondido a la llamada del Señor, a pesar de nuestras debilidades, sin embargo, esta permanencia no debe ser por costumbre, rutinario, estéril, vacío y sin fruto, no queridos hermanos, debe ser un permanecer con amor y por amor, que de vida, un permanecer que transforme nuestra vida y la de los demás”.

Luego de la homilía el prelado, realizó la renovación de las promesas de los sacerdotes que volvieron a confiar sus votos hacia Dios y el pueblo.

Más adelante, el Obispo bendijo los óleos usados para ungir a los que se bautizan, a los que se confirman, para la ordenación sacerdotal y para la Unción de los enfermos. Esta ceremonia marca para los católicos, el inicio del Triduo Pascual que conmemora la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo.

Antes de finalizar la Santa Misa, Monseñor Alfredo José, dio a conocer que la Catedral entrará en un proceso de restauración, que contempla cambios en fachada, estructura, techo y la construcción de un velatorio. Asimismo dijo que apoyará con un donativo de 10 mil dólares, para estos trabajos,  aclaró que es un aporte personal, producto de la venta de sus libros.    
 

 

 

 

RADIO