Avisos
El voluntariado de San Vicente de Paúl, conjuntamente con el Padre Capellan llevan a cabo su plan de pastoral en el Hospital Isidro Ayora cuyos ejes a trabajar son los del plan de pastoral dados por la Diócesis de Loja. Read more...
   |   

Historia de Obispos de Loja

La práctica del ayuno y la abstinencia en la Cuaresma es tan antigua como la propia Iglesia. El ayuno consiste en hacer una sola comida fuerte al día (con desayuno y cena suave o líquida) y la abstinencia consiste en no comer carne.

Es precisamente, en este tiempo fuerte que la Iglesia nos manda a utilizar estos dos instrumentos que van más allá que dejar de comer o abstenerse de cierto alimento, “básicamente el objetivo de hacer ayuno y abstinencia es el que aprendamos a dominar las pasiones y vencer las tentaciones”, señaló el padre Jimmy Arias.

El sacerdote se refirió a que las personas, deben darse cuenta sobre la actitud que van a cambiar, “se podrá hacer ayuno y abstinencia, sin embargo estamos causando daño a nuestro prójimo, ahí no existe verdadera penitencia”.

A partir de los 14 años  y hasta los 18 años (mayoría de edad canónica): Existe la obligación de guardar la abstinencia de carne o de otro alimento todos los viernes del año, salvo si coincide con solemnidad.

Desde los 18 hasta los 59 años cumplidos: existe la obligación de abstenerse de tomar carne u otro alimento los días indicados anteriormente y de ayunar el miércoles de ceniza y el viernes santo. Desde los 59 años de edad: desaparece la obligación de ayunar, pero subsiste la obligación de abstenerse de la carne u otro alimento.

RADIO